Keep calm and manage your community

Hace unos meses escribí un artículo para el blog de desarrollo de Starriser, artículo que tuvo bastante buena acogida, y que prometí que compartiría aquí, así que aquí estoy ^^

Sé lo que estaréis pensando, tanto tiempo para al fin decidirse a escribir con un “artículo reciclado”, pero siendo sincera, necesitaba quitarme ya la espinita de publicar para empezar con la puesta a punto del blog y poder retomar las publicaciones semanales.

Se podría decir que mucho ha llovido desde entonces, y nunca nos hubiéramos imaginado
lo que ocurriría con el proyecto
, pero como suele decirse en estos casos, la vida sigue, hay que levantarse y continuar.

Nadie dijo que ser Community Manager era un trabajo fácil, pero cuando te gusta tu trabajo y además te apasionan los videojuegos, todo cambia a mejor 🙂

Keep calm and community manager

Hola, soy Silvia Galiana y soy Community Manager. (Todos: Hola Silvia!). Uno de esos raros especímenes capaces de escribir pegado a su smartphone mientras esquiva farolas, semáforos o motos aparcadas en la acera (efectivamente, una profesión de riesgo). Sin ir más lejos, este texto ha empezado a tomar forma de camino al metro.

Aunque ahora mismo esta sea “una de las profesiones de moda”, algunos de nosotros empezamos con esto (cómo decirlo sin parecer demasiado mayor…) antes de la existencia de los Youtubers, que no de Youtube. O al menos, antes de que esos chicos tan majetes empezaran a forrarse con sus vídeos, en bastantes casos, de cuestionable calidad, y el resto de la población (especialmente el público joven) decidiese imitarles con mayor o menor suerte (y gracia).

¿Qué es un Community Manager?

Normalmente soy la que se encarga de publicar los textos del resto del equipo, la que revisa todos los comentarios, citas, los últimos followers y demás “shares”, algo así como “el ojo que todo lo ve” pero en los social media. Además de otras muchas funciones, ya que este trabajo va más allá de moderar un foro o publicar en Facebook y Twitter, pero tranquilos, que no he venido a aburriros. Yo he venido aquí a hablar de mi libro.

Por algún extraño motivo hoy me he lanzado a publicar, puede que tenga al jefe de vacaciones, que me haya quedado sin textos o que esté inspirada, cada cual que piense lo que quiera (¡la tres, la tres! XD). Así que ya que he venido, os pondré un poco al día sobre lo que es un Community Manager y el apasionante mundo del social media management. La versión molona es: “Soy el nexo de unión entre una marca y sus clientes”. En este caso: “El nexo de unión entre una desarrolladora indie y su comunidad de jugadores (o futuros jugadores)”. Pero en realidad somos empleados todoterreno que igual te publican en el blog y te revisan las redes sociales, que te montan un concurso, te acicalan la imagen de los perfiles sociales de la empresa o lo que surja.

Imagen | Big Ben in Japan editada con licencia CC 2.0

Imagen | Big Ben in Japan editada con licencia CC 2.0

Quizás algunos de vosotros aún recordéis la edad de oro de los foros. Hace unos años, tirabas una piedra y encontrabas un foro nuevo (más o menos como ahora los youtubers). Bien, pues se podría decir que los CM descendemos de los Moderadores de los foros… prácticamente extintos a día de hoy.

La extinción del Community Manager

Hace unos meses se hablaba y escribía mucho sobre la fecha de caducidad de estos profesionales, yo misma he sufrido en mi carne algún que otro “incidente” que me hizo perder la fe en la profesión, aunque por suerte conseguí espantar aquellos fantasmas. Y a día de hoy estoy más feliz que una perdiz con las redes sociales (sed buenos y no me pongáis las cosas difíciles^^).

Siendo sincera, con el crecimiento de las redes sociales y la evolución de los programas televisivos hacia el contenido multipantalla, con lo que se conoce como TV Social o Televisión 2.0, parece que a los CM aun nos quedan algunos años para dar guerra. Sobre todo tras observar el éxito de algunos compañeros del sector como el popular Carlos de @lapolicia o el CM de una marca de gafas en pleno auge que es capaz de sacar TT (Trending Topics) de debajo de las piedras. Son muchos los que no están de acuerdo con sus métodos y el “vender humo”, pero hay que admitir que le va bien.

Asimismo, no quisiera dejar de lado a las compañías de videojuegos que apostaron por el lado social de los videojuegos, como PlayStation, con la inclusión del novedoso botón “Share” en el DualShock 4 de PS4, o Microsoft (y PS) con la vinculación de Twitch y Youtube a sus videoconsolas, potenciando así los streamings y los “Social Media Games”.

Imagen | GotCredit editada con licencia CC 2.0

Imagen | GotCredit editada con licencia CC 2.0

No obstante, me gustaría dejar claro que cuando hablo de juegos sociales no me refiero a ese “Necesito ladrillos para mi granja” o “Dame vidas para seguir jugando” que tanto hemos sufrido de nuestros “amigos” de Facebook, aunque bien es cierto que han aportado su granito de arena a la causa. Así que mejor escondo mi látigo, que tampoco se merecen que les meta demasiada caña.

El apasionante mundo del Community Management

El nacimiento de este nuevo especialista proviene de los foros, no es ningún secreto, y, aunque no hay una titulación oficial, cada uno se busca la vida como puede y echa mano de la experiencia, leer mucho y algún que otro curso. Aquí no sirve el típico “Mi sobrino sabe usar Twitter, pues que sea el CM”.

En mi caso, soy una Licenciada en Bellas Artes (con la especialidad en Pintura y Retórica Visual, que siempre queda muy molón) a la que un día le llegó la inspiración en forma de chat de 25h. Efectivamente, cuando trabajaba en la prensa de videojuegos, mi jefe tuvo la genial idea de organizar un podcast de 25 horas seguidas sobre videojuegos… Para sorpresa de todo el equipo fui capaz de pasarme las 25h pegada al chat del evento. Hasta tal punto que el CEO de la empresa dijo al finalizar el programa de radio: “Silvia, a partir de ahora vas a ser la Community Manager”. Y ahí sigo cinco años después, en otra empresa, en “el otro lado del sector” pero pegada a las redes sociales.

Imagen | Jason Howie editada con licencia CC 2.0

Imagen | Jason Howie editada con licencia CC 2.0

Como no me gusta tirarme rosas, hablaré en nombre de mis compañeros del sector. Aunque parezca divertido, ser CM puede llegar a ser un trabajo difícil. Nunca puedes desconectar del todo, has de saber actuar como si tuvieses más de una personalidad (la tuya y la de la empresa), cuando lo haces bien eres la leche, pero si no ganan un concurso (por poner algún ejemplo) eres el demonio personificado. Yo misma me he comido algún que otro fusilamiento público (¡con lo maja y buena chica que soy! XD)

Bromas a parte, lo bueno y lo malo de ser la cara visible de una empresa es que igual te llegan los aplausos que la fruta podrida. Pero bueno, se dice que sarna a gusto no pica. Además, tenemos nuestros grupos de apoyo secretos donde nos curamos las heridas mutuamente. Pero ni yo, ni mi trastorno de personalidad múltiple hemos dicho nada (¡Un saludo para mis CM’s Deluxe!).

Imagen destacada | mkhmarketing editada con licencia CC 2.0

Sobre Silvia Galiana

Vivo pegada a mi portátil, mi smartphone o prácticamente cualquier cosa con botones o pantallas táctiles. Admito que soy una jugona empedernida, con toques frikis difícilmente corregibles, y una apasionada de las BSO.

, , , , , , , , , , ,

Cookies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Al continuar navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

En el siguiente enlace podrás obtener más información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies